domingo, 11 de marzo de 2018

Catan

Catan


Bueno, como todos sabéis (y si no lo sabéis es porque tardáis en seguirme en twitter y opinar sobre mis reseñas) esta semana me apetecía hacer una reseña de algún juego clásico, y cómo no, ha ganado Catan, de Devir.

En Catan debemos poblar una isla y, con los recursos de los que disponemos, ir construyendo y ganando puntos.

Este juego está pensado para 3-4 jugadores (aunque hay expansiones para dos y 5-6 jugadores) y dura alrededor de 60 minutos.  Es uno de los juegos de iniciación por excelencia, hay incluso quien dice que es el nuevo Monopoly. Es fácil de aprender y fácil de jugar, además de algo complejo, lo que lo hace perfecto para meter la cabeza en el mundillo de los juegos de mesa.

Es un juego de gestión de recursos del estilo a Agrícola y Alta Tensión. Si os gusta tanto este tipo de juego como a mí, yo diría que estos tres son de los mejores que podemos encontrar a día de hoy.

En Catan debemos recoger materias primas para construir caminos, pueblos o ciudades para ir acumulando puntos. La partida finaliza cuando un jugador llegue a 10 puntos.

Comenzamos preparando el tablero. Este se compone de varios terrenos de forma hexagonal que forman una isla, cada uno con un número encima. Será en los márgenes de los hexágonos donde nosotros pongamos los caminos, y en las esquinas donde podamos construir pueblos y ciudades.

También debemos repartir las fichas de cada color y ordenar los recursos. El juego trae una chuleta por jugador con los puntos y materiales necesarios para cada construcción.
Partida de catan
Partida de catan para tres jugadores
¿Cómo jugar?

El orden de juego se determina tirando los dados. Cuando tenemos el orden de juego,  cada jugador pone dos pueblos y dos caminos en la ubicación que quiera, en orden inverso al del juego. Tras esto, cada jugador recogerá los recursos que correspondan al último pueblo que puso. Posteriormente, el primer jugador comienza su turno.

En primer lugar, deberá tirar el dado. Todos los jugadores que se beneficien del número que haya salido deben coger el o los recursos correspondientes.

Aquí hay una excepción y es que salga el número 7, en cuyo caso es el turno de los ladrones.  Cuando sale un 7, todos los jugadores que tengan más de 7 cartas en la mano deberán descartarse de la mitad (redondeando hacia abajo). Además, el jugador que ha sacado el 7 deberá mover los ladrones a un nuevo terreno y robar una carta a uno de los jugadores que se beneficien de este.

En segundo lugar, el jugador puede construir, o comprar una carta de desarrollo.

  • Caminos: no dan puntos pero son necesarios, ya que dos pueblos o ciudades deben estar separados por al menos dos caminos.
  • Pueblos: dan 1 punto.
  • Ciudades: dan 2 puntos.
  • Cartas de desarrollo: dan habilidades o puntos de victoria.
Cuando el primer jugador ha acabado su turno le llega el momento de tirar los dados al siguiente jugador. Se suceden los turnos de los jugadores hasta que uno de ellos alcanza los 10 puntos y gana la partida.

Nota: Cuando un jugador haya conectado 5 o más caminos se le obsequiará con la carta "Mayor ruta comercial", que vale 2 puntos de victoria. Cuando un jugador haya utilizado 3 caballeros (uno de los tipos de las cartas de desarrollo) se le obsequiará con la carta "Gran ejército de caballería", que vale 2 puntos de victoria.

Mis consejos

En mi opinión, para ganar a Catan es muy importante colocarse bien al principio de la partida. Intenta, por supuesto, colocarte en aquellos números con más probabilidad como son el 6 y el 8, pero intenta también que tengas posibilidad de recibir los 5 tipos de materia prima.

Una vez avanzada la partida, si ves que obtienes un material mucho más fácilmente que otros, intenta hacerte con el puerto de ese material. Recuerda que los puertos de materiales permiten cambios 2:1 y los generales de 3:1.

Recoger las cosas bien al terminar la partida agiliza mucho el montar la siguiente.

Cosas buenas: Es dinámico y de rondas muy cortas, lo que hace que no te aburras hasta que te vuelva a tocar. Además, exige cierto nivel de atención constante para recibir las materias primas. Los dibujos se superan en cada edición y tiene muchísimas expansiones y a precios muy variados, lo que hace que se pueda reciclar el juego durante mucho tiempo. El dado aporta un grado bastante alto de azar, lo que puede hacer que pierdas y ganes en función de los números que salgan.

Cosas malas: Ocupa bastante espacio, tanto a la hora de jugar como la cajeta. Si se pierde un camino (cosa más que probable depende de con quien juegues) puede ser un problema si no os dais cuenta con tiempo.

Nota de Carmen: Un 8


Creo que no me dejo nada, pero si tenéis alguna duda estaré encantada de responderla en los comentarios.

Un saludo, ¡y hasta la próxima semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario