domingo, 11 de marzo de 2018

¡Que viene la troika!

Portada Troika
Esta semana vamos a hablar del juego ¡Que viene la Troika!, de Devir. En este juego, nos adentramos en el totalmente ficticio país de Españistán, el cual debemos ganarnos haciéndonos el líder más fuerte.


Este juego está pensado para que jueguen entre 2 y 4 personas. Las partidas son de unos 45 minutos y los turnos en general son cortos, lo que hacen de este un juego muy dinámico.

Este juego contiene 110 cartas, la mayoría de ellas con ilustraciones que reconoceremos fácilmente. Las cartas se dividen en divisas, certificados de depósito, eventos, cartas de grupo y líderes.

Las cartas de divisas y certificados de depósito son el mercado. Podemos utilizar el dinero que vayamos consiguiendo para comprar certificados de depósito (que contarán puntos al final de la partida) o hacer puntos.

Los eventos se revelarán una vez por turno y afectarán a los jugadores aumentando o disminuyendo su poder y/o capital.

Por último, las cartas de grupo y líderes se presentan en cuatro colores distintos y presentan tres símbolos, que en orden son: valor de influencia, apoyos y dinero.
Líder y cartas de su color
Líder y cartas de su color
¿Cómo jugar?

Para comenzar, se reparten las cartas.

Se da a cada jugador dos cartas de 1M y el resto se colocan en un extremo de la mesa, al lado de las cartas de Depósito.

Posteriormente, se barajan los eventos. La Troika siempre estará entre las últimas cuatro cartas, y los eventos de elecciones (importantes para ganar el juego) se ubicarán en un lugar u otro del mazo dependiendo del número de jugadores.

A cada jugador, además, se le reparte un único Líder y cuatro cartas de grupo. El resto de líderes se quedan en la caja y con las cartas de grupo se hace un mazo del que robar.
Partida
Partida
Ahora es cuando empieza el juego.
Cada turno tiene tres fases:
  • Primera fase: robar una carta de 1M o dos cartas de grupo
  • Segunda fase: aquí hay varias opciones.
Descartar una carta de grupo para robar dos nuevas
Bajar a tu zona hasta dos cartas de grupo
Cobrar tus ingresos (todo lo que generen tu líder + grupos de apoyo)
Jugar una carta, es decir, lo que viene escrito debajo. Aquí me gustaría hacer una aclaración, y es que sólo puede jugarse aquellas que tengan una mano. Hay otras que tienen una banderita y son las que se juegan en los eventos elecciones.
  • Tercera fase (opcional): comprar una carta de depósito

Estos turnos se repetirán para cada jugador. Cuando llegue el turno del jugador inicial o del Presidente (aquel que haya ganado las últimas elecciones) se revela una nueva carta de evento. La partida acaba cuando se descubre el evento Troika.


Al final del juego, debemos contar nuestros apoyos, capital, consensos,  el número de elecciones ganadas... ¡y tendremos un ganador!


Mis consejos


Intentad ganar las elecciones, es una forma fácil de hacer puntos. Además, te sirve para saber que vas jugando de una forma más o menos equilibrada, lo que al final de la partida suele ser el equivalente a la victoria.


Tened las instrucciones cerquita a la hora de las elecciones y el final del juego, son muchos factores a tener en cuenta y es muy fácil liarse.


Cosas buenas: Los dibujos son muy buenos y te ríes mucho, aunque supongo que pasado un tiempo no será tan gracioso. La verdad es que nosotros hemos jugado pocas veces y sigue siendo gracioso pararte a mirar las cartas, sobre todo las de grupo, son joyitas. El juego, como ya he dicho, es muy dinámico, por lo que está bien para una partida ligera en la que no te apetezca pensar mucho. Tiene el toque justo de competitividad, y muchas cartas con las que puedes fastidiar a los otros jugadores, cosa que a nosotros por lo menos nos gusta.

Cosas malas: Las instrucciones, sin lugar a dudas. Son bastante liosas y a veces tienes la necesidad de releer varias veces lo mismo porque no queda claro. Además, para mi gusto falta una chuleta, una carta para cada jugador en la que se especifique qué hacer en cada turno o algo así. Para las primeras partidas sobre todo, la eché muchísimo de menos.

Nota de Carmen: Un 6.5


Creo que no me dejo nada, pero si tenéis alguna duda estaré encantada de responderla en los comentarios.

Un saludo, ¡y hasta la próxima semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario